¡El estrellón!

¡El estrellón!

Autor: Álvaro Ramírez González

 

En política, como en todas las cosas de la vida, los acontecimientos no pasan sin una relación de causalidad.

La Alcaldesa de Bogotá, Claudia López llegó por que a los candidatos Galán y Uribe Turbay que representaban lo mismo, no les dio la gana de ponerse de acuerdo y su estúpido orgullo le abrió al camino a López.

En 7 meses los Bogotanos han vivido una alcaldía confrontaciónal, estridente, agresiva, improvisadora y naturalmente muy poco eficaz.
Una persona que a diferencia de Peñalosa su antecesor, le dedica más tiempo al bochinche y a la confrontación que a la gerencia misma, que es lo que necesita la capital.

Daniel Quintero llegó a la Alcaldía de Medellín, por que el presidente Uribe, se empeño en apoyar un candidato como Ramos, con muy poco carisma y fue arrasado por Quintero, un joven alto, apuesto, muy inteligente y con un carisma brutal.

Sin duda alguna Quintero es de izquierda y de Petro, que no son mayoría en Medellín, pero esa diferencia tan manifiesta frente a Ramos, le pavimentó el camino para llegar.

Quintero, de clara trayectoria de izquierda le dio por invitar a Medellín a un contingente de médicos cubanos para que ayuden a manejar la pandemia COVID – 19.

La virulenta reacción de los paisas lo puso a dar explicaciones insulsas y babosas que no convencieron a nadie.
La Cancillería Colombia le notificó a Quintero que no aprobaría con el visado el ingreso de ningún médico cubano al país.
Y ahí termino todo.

La popularidad del Alcalde de Medelin que venía altísima por su gran carisma y sus inteligentes actuaciones frente a la pandemia, se fue al suelo en cuestión de horas.
Un estrellón!

Con el disfraz de médicos llegaron a Venezuela los contingentes de activistas y militares que le enseñaron a Chávez y a Maduro a reprimir y aplastar la oposición y a mantener el Régimen a punta de fuerza militar.

Los médicos cubanos no ejercen una medicina actualizada ni de calidad.
En Cuba no está la tecnología disponible en todo el mundo, que asociada a la medicina ayuda al diagnóstico y al manejo de los pacientes.
Es una medicina rústica, y muy obsoleta y atrasada cómo está la Isla frente al mundo.

Bolivia expulsó 750 de ellos después que Evo Morales los tuvo 10 años y les pago más de US $ 130 millones.
Resultó que sólo 110 eran médicos.
Los demás eran activistas políticos vendedores de subversión y terrorismo.

El Brasil ocurrió lo mismo después que Lulla y Rousseff los tuvieron muchos años haciendo activismo y muy poca medicina.
Los exámenes académicos de los médicos fueron desastrosos.
Por eso fueron expulsados por Bolsonaro, casi 5000 de ellos.

En Uruguay, ni siquiera pasaron los exámenes académicos de admisión y no pudieron llegar.

El Gobernador Caicedo del Magdanena, ex militante del ELN, y claramente mamerto también pidió los médicos cubanos que por supuesto y gracias a la Cancillería, jamás llegarán.

El desplome en la popularidad del Alcalde de Medellín, no tiene antecedentes gracias a esa torpe y mamerta decisión.
Medellín pasó de amarlo a odiarlo en muy pocas horas.

Todo un estrellón.
Se lo busco!