fbpx

Hay muchas pruebas que las vacunas existentes, como las vacunas contra la poliomielitis, protegen a los niños contra una amplia gama de infecciones y vale la pena probarlas contra el nuevo coronavirus, escribió un equipo de expertos en la revista Science el jueves.

Una vacuna oral contra la poliomielitis es segura, barata, fácil de administrar y ampliamente disponible, con más de mil millones de dosis producidas y utilizadas anualmente en más de 140 países, según el equipo, que incluye a un hombre que descubrió el VIH y un experto en vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de  (FDA, por sus siglas en inglés). La vacuna casi ha erradicado la poliomielitis en todo el mundo.

La vacuna oral contra la poliomielitis utiliza una versión debilitada del virus de la poliomielitis. Las vacunas vivas atenuadas producen una respuesta inmune fuerte y duradera, dijeron expertos en vacunas. Son más lentas de fabricar que las vacunas modernas que solo usan una pieza de material genético de un virus, y las empresas estadounidenses y europeas que trabajan en las vacunas contra el coronavirus se están centrando en formas más rápidas.

Konstantin Chumakov de la FDA y el Dr. Robert Gallo del Instituto de Virología Humana de la Universidad de Maryland, junto con sus colegas dijeron que valdría la pena probarla si ayuda contra el coronavirus

“Proponemos el uso de OPV (vacuna oral contra el poliovirus) para mejorar o prevenir covid-19. Tanto el poliovirus como el coronavirus son virus de ARN de cadena positiva; por lo tanto, es probable que puedan inducir y verse afectados por mecanismos de inmunidad innata comunes”, escribieron. “… La vacuna oral contra el poliovirus en particular podría proporcionar protección temporal contra la enfermedad por coronavirus”.

La vacuna oral contra la polio produce efectos de rebaño, escribieron. La inmunidad comunitaria o de rebaño se alcanza cuando la mayoría de una población determinada, del 70% al 90%, se vuelve inmune a una enfermedad infecciosa, ya sea porque se han infectado y recuperado, o por vacunación.

Además de proteger a las personas vulnerables, también podría prevenir la propagación del nuevo coronavirus al aumentar la proporción de personas no susceptibles, escribieron Chumakov, Gallo y sus colegas.

“El riesgo de complicaciones debido a la OPV es extremadamente bajo”, agregaron. Puede causar una complicación parecida a la polio, pero solo en aproximadamente una de cada 3 millones de dosis administradas, y luego principalmente en niños inmunocomprometidos.

Los médicos saben que los beneficios de la vacunación se extienden más allá de los gérmenes específicos a los que se dirigen.

“Otras vacunas virales vivas atenuadas como las del sarampión y la viruela también se han asociado con pronunciados efectos protectores no específicos contra enfermedades infecciosas”