Por solicitud de un fiscal adscrito a la Seccional de Administración Pública en Tunja (Boyacá), un juez con función de garantías ordenó privar de la libertad en un establecimiento carcelario al patrullero Omar Hernán Castellanos Castellanos, señalado de exigir dinero a un comerciante, al parecer para evadir un procedimiento aduanero.

Los hechos se registraron el 20 de abril del presente año, cuando el uniformado adscrito a la Dirección de Policía Fiscal y Aduanera fue designado para realizar una inspección de control a un establecimiento de comercio ubicado en Tunja (Boyacá).

Según la investigación, presuntamente le exigió al propietario del local el pago de $1´600.000, a cambio de no decomisar parte de la mercancía. Asimismo, habría levantado un acta con información que sería falsa, con el fin de dar apariencia de legalidad al procedimiento aduanero.

Ante el juez de garantías la Fiscalía imputó al patrullero los delitos de concusión y falsedad en documento público. El uniformado no se allanó a los cargos.