José David Cervantes Monroy fue privado de su libertad en centro carcelario por petición de un fiscal de la Seccional (Sucre), que lo imputó como presunto responsable de los delitos de homicidio y fabricación, tráfico o porte de arma de fuego.

Los hechos que motivaron la decisión ocurrieron el pasado 10 de mayo en el barrio El Progreso de Sincelejo, donde desconocidos que se desplazaban en una motocicleta le dispararon a Adrian Evelio Benavides Guevara. Ocho días después la víctima falleció en un centro asistencial debido a la gravedad de las heridas.

Varios testimonios recaudados por la Fiscalía permitieron identificar al presunto implicado como la persona que, presumiblemente, manejaba la motocicleta en que se cometió el ataque.

Según la investigación, los móviles del homicidio estarían relacionados con la negativa de la víctima para comercializar estupefacientes para el Clan del Golfo.

Cervantes Monroy negó cargos imputados por la Fiscalía. Por disposición del juez su reclusión se cumplirá en la cárcel La Vega de Sincelejo.