fbpx

De acuerdo con la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, en términos técnicos el Open Banking es una práctica bancaria permite la interconexión de cuentas y datos entre instituciones financieras para uso de consumidores, otras entidades financieras y proveedores de servicios externos. Este término se está convirtiendo en una fuente importante de innovación que está preparada, según expertos, para remodelar la industria bancaria.

Por naturaleza, y por obvias razones, los bancos siempre han guardado y protegido la información de sus clientes. El dinero es un tema de cuidado, que exige confidencialidad. Lo que el Open Banking propone es que, con su aprobación, sus datos puedan ser democratizados.

Es decir, si en el pasado estos datos pertenecían exclusivamente a las entidades financieras, con el Open Banking usted puede decidir y autorizar el uso de estos por parte de terceros, quienes a cambio de esta información le ofrecen beneficios o mejores servicios.

Su objetivo es compartir datos de forma segura entre bancos y otros actores del mercado, permitiendo así la creación de nuevos productos hiper personalizados, servicios descentralizados, agilizar procesos y facilitar el uso y acceso a la banca misma, todo eso se logra a través de una interfaz de programación de aplicaciones en abierto (API por sus siglas en inglés).

¿Cómo funcionan las APIs?

Estas aplicaciones actúan como puente y conectan al banco con las empresas proveedoras de servicios autorizadas por el cliente, por allí viaja la información del usuario. Por ejemplo, cuando la persona quiere registrarse en una página, pero no le interesa llenar todos los datos, puede contar con la opción de crear el usuario con el perfil de Facebook.

En ese caso una API, se encarga de conectar la interfaz de Facebook con la página de registro e intercambia la información necesaria.

¿Cómo se regula el Open Banking?

Seguramente cuando leyó las palabras “datos” y “terceros” se llenó de escepticismo respecto al Open Banking y las ventajas que trae ¿Cómo sé si la información estará en manos seguras? ¿Quién garantiza esto?

Bueno, cuando se trata de seguridad, una de las iniciativas más reconocidas para regular y promover las API, y junto a ello el Open Banking, es PSD2, una directiva europea enfocada en la industria de pagos que nació como respuesta de los reguladores al cambio que está viviendo el mundo.

En Colombia, hasta la fecha, se han propuesto varias iniciativas legislativas con el fin de que el Open Banking sea legal en el territorio, como, por ejemplo, la Circular externa 029 de 2019 de la Superintendencia Financiera de Colombia identifica la aplicación de las APIs y por lo tanto, da unos primeros pasos al Open Banking.

Comparte en tus redes