Las comunidades de Montelíbano y Puerto Libertador, en Córdoba, han empezado a darle prioridad a los productos de la región gracias a la implementación de la estrategia de Circuitos de Cortos de Comercialización (CCC), donde varias organizaciones de productores han empezado a participar en mercados campesinos, muestras comerciales, y a hacer ejercicios de venta directa que ha resultado favorable para el desarrollo económico de las comunidades.

Asociaciones de la región como: Aproanchica, Asopecor, Asobelen y Asoproalibe, llevan sus productos como plátano, maracuyá, pollo, pescado, yuca, coco y algunos transformados como suero y tortas, entre otros, a mercados campesinos y ventas directas a supermercados, restaurantes, y tiendas de barrio, permitiendo incrementar sus ingresos económicos. “Hemos logrado recibir unas mejores entradas económicas. También, por medio de estos espacios, hemos logrado encontrar clientes potenciales para la comercialización de estos productos”. Expresó Juan Pablo Morfil, presidente de la asociación Aproanchica.

 

Como parte de este proceso de comercialización y con el fin de darle un valor agregado a sus productos, las asociaciones crearon la marca “Del San Jorge”, para generar recordación en las comunidades a la hora de comprar. Una marca que comienza a posicionarse en el mercado por sus estándares de calidad, aportando a la reactivación económica del territorio, con ventas de manera asociativa y organizada.

“Nosotros como asociación Asoproalive, me ha parecido muy bueno, muy excelente esta marca que nos ha hecho que es del San Jorge. Algo muy bueno que nos ha hecho reconocer nuestros productos, en todos los lugares, se ha ido a las redes sociales y nuestros productos han sido reconocidos en todos lugares” Manifestó Hidabet Mejía, representante legal de Asoproalive.

 

Los productores además han logrado mejorar sus cultivos y los procesos de siembra por medio de acompañamiento técnico, a esto se suma que actualmente cuentan con centros de acopio, donde además de agrupar sus productos, realizan procesos para darles valor agregado, etiquetan y posteriormente los empacan con mejores estándares de calidad, para finalmente comercializarlos.