La misión de la Comisión de paz es evitar nuevas violencias por eso solicitaron al presidente Duque no militarizar la crisis y a los alcaldes locales no utilizar ese recurso.

La Comisión de paz también solicitó a la Comisión Interamericana de DDHH acompañar el cumplimiento de la carta democrática y el derecho a la protesta pacífica en Colombia. “Estigmatizar y reprimir la protesta social legítima solo exacerba la crisis, no resuelve nada y al contrario puede abrir escenarios de incontrolables violencias y de crítica desinstitucionalización”.

De otro lado, señalaron que los colombianos han marchado en su inmensa mayoría de manera pacífica ejerciendo su derecho constitucional a la protesta, por lo que responder a los ciudadanos enviando tropas a las calles empeoraría la crítica situación en las ciudades colombianas. Igualmente, en el comunicado dicen que «Los gobiernos legítimos dialogan, no reprimen, hemos pedido también a la CIDH (Comisión Interamericana De Derechos Humanos) él acompañamiento al cumplimiento de la carta democrática y el derecho a la protesta pacífica en Colombia».

La misión de la Comisión de Paz insiste en que es importante evitar nuevas violencias, por lo que es importante no militarizar y que los Alcaldes de las ciudades capitales no utilicen este recurso; y por el contrario garanticen la protesta pacífica, la vida y la seguridad de los ciudadanos.