Después de más de 12 horas de diálogo entre el Gobierno Nacional y las comunidades indígenas, afros y campesinas; se levantan los bloqueos. Las comunidades esperan que estos acuerdos se cumplan.

Después de cuatro días de bloqueos, las pérdidas del gremio transportador, superan los $50.000 millones. El bloqueo se hizo en la vía Buga – Buenaventura, por las comunidades afectadas que reclamaban ayudas y soluciones ante las afectaciones que tienen a causa de la ola invernal.

Contó con la presencia de la viceministra del Interior, Lilia Solano, quien aseguró que, desde el Gobierno; inicialmente, se habían comprometido a la entrega de ayudas alimentarias. Sin embargo, los diálogos van a continuar para tratar otros temas como la seguridad.

“No solo llegamos a un acuerdo en lo inmediato que era abrir la vía, también estamos construyendo un acuerdo en lo fundamental que tiene que ver con la respuesta a la emergencia de la ola invernal; a las comunidades afrocolombianas, raizales y campesinas que están viviendo una situación desesperada”, añadió Solano.

Asimismo, indicó que “no hay necesidad de irnos a las vías de hecho porque hay un compromiso real de cumplir lo pactado, de tal forma que no quede afectada la movilidad”.

Las personas aceptaron levantar por completo el bloqueo para permitir el tránsito de vehículos. Sin embargo, dicen que esperan un compromiso de parte de las autoridades, ya que son los más damnificados que las ayudas que van a entregar.

El presidente de la Organización Indígena Activa, Alejandro Sánchez, agregó que “el censo que tenemos como comunidades indígenas es de unas mil familias damnificadas y sumando los consejos comunitarios, serían unas 4.000 entre indígenas y afro”.