Un trabajo investigativo y de inteligencia realizado por la Fiscalía y unidades de la Policía Metropolitana de Bogotá logró la caracterización, identificación y judicialización de la organización multicrimen ‘Los Camilo II’. Esta se dedicaba al tráfico de estupefacientes y a distintas actividades extorsivas —incluida la modalidad de homicidios por sicariato— en las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar y Kennedy, y en 13 barrios de Soacha.

En el marco de la operación San Jorge se produjeron 18 capturas por orden judicial (3 imputaciones de cargos); 4 más en flagrancia y la emisión de 12 notificaciones azules por parte de INTERPOL, teniendo en cuenta que sus diferentes actividades delincuenciales, generaban una renta criminal de $800’000.000 mensuales aproximadamente.

‘Los Camilo II’ era una organización delincuencial con 17 años de trayectoria en el bajo mundo criminal, integrada por 35 delincuentes (29 colombianos y 6 venezolanos). Su desarticulación se posiciona como el referente operacional más contundente en el país, en materia de esclarecimiento de homicidios durante el presente año. De hecho, este grupo multicrimen estaría vinculado a 36 homicidios, el secuestro de tres personas (hecho ocurrido el 26 de abril de 2022 en el municipio de Soacha) y la dinamización de rentas criminales en 63 barrios de 4 localidades de Bogotá (Ciudad Bolívar, Kennedy, Bosa y Tunjuelito).

El general Carlos Triana, comandante de la Policía de Bogotá, destacó que se ha tratado de uno de los operativos contra el crimen más destacables de años recientes. «Esta es la operación más importante en el marco de esclarecimiento de homicidios, la cual incluyó trabajo en calle e infiltración de nuestros policías en las organizaciones. Se implementaron acciones para conseguir material de prueba, para lograr que estas personas respondan ante las autoridades por los crímenes perpetrados», sostuvo.

Durante el proceso de búsqueda de información para desarticular a ‘Los Camilo II’ se interceptaron 108 líneas telefónicas equivalentes a 234.201 horas de audio, y se analizaron más de 2.680 videos y fotografías.