El Centro de Bits y Átomos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, otorgó la certificación al FabLab de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, entidad de educación superior adscrita a la Alcaldía de Medellín, lo que le permite hacer parte de una red internacional de 569 laboratorios fundada en 2005.

Un FabLab es un laboratorio de fabricación digital que permite la invención y producción de objetos y prototipos virtuales o físicos de diversas clases, escalas o tamaños, a través de un taller equipado de herramientas tecnológicas controladas por computador, es decir se cuenta con un software que posibilita el diseño en 3D y el manejo de las máquinas, por medio de un ordenador, en el cual se pueden hacer desde portavasos hasta sillas, desde maquetas tridimensionales hasta prototipos de edificios; todo lo que se pueda imaginar, en un FabLab se puede hacer. El de Colmayor está equipado con tecnologías de la Revolución 4.0, está abierto a las diversas facultades y al gremio empresarial.

La iniciativa surgió en la Facultad de Arquitectura e Ingeniería hace 4 años. Durante ese tiempo, se trabajó en obtener el conocimiento a partir de asesorías internacionales y aprender sobre insumos, equipos, características y necesidades de infraestructura, además de la preparación profesional de los laboratoristas en temas de industria 4.0.

Con una inversión de más de $70 millones, se adquirió infraestructura soportada en equipos de fabricación digital diseñados por el FabLab Puebla de la Universidad Iberoamericana de Puebla, en México. Con esta alianza, se consiguió asesoría y soporte remoto, visita de expertos, asistencia en la aplicabilidad de cuestiones de la Cuarta Revolución Industrial, capacitación de equipos de trabajo, puesta a punto del hardware, programación de las máquinas de control numérico, desarrollo y cierre de la certificación y, finalmente, el lanzamiento del laboratorio.

Fue un proceso de cuatro años en el que nuestros docentes visitaron FabLabs en Lima, Buenos Aires, Puebla y Ciudad de México con el fin de lograr lo que hoy tenemos, un laboratorio con tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial con gran proyección institucional y social”, dijo el rector de Colmayor, Juan David Gómez Flórez.

Con la certificación, la institución abrirá oportunidades para estudiantes y docentes, como pasantías nacionales e internacionales, la capacitación de arquitectos, ingenieros y constructores civiles, la posibilidad de apoyar y replicar invenciones y creaciones que se estén realizando en los FabLabs a nivel mundial y la invitación permanente de la red internacional a ponencias y congresos.

Así mismo, Colmayor consigue aumentar indicadores de internacionalización, extensión, movilidad entrante y saliente y ubicarse en el radar de las universidades más prestigiosas del mundo que se han concentrado en estas metodologías de fabricación, como medios de producción futura para la sociedad.

Nuestro laboratorio posee alta tecnología que nos permite el entrenamiento y formación masiva en la industria 4.0, capacidades y habilidades para la inserción laboral”,  afirmó el coordinador del Fablab Colmayor, Luis Frey Zapata Henao.

Dentro de las fabricaciones más relevantes del FabLab se destacan maquetas en 3D de la cuenca y áreas de riesgo de Salgar, Antioquia; robots, moldes para hacer vaciados de concreto; componentes de una bomba de agua y caretas o máscaras de bioseguridad a propósito de la crisis causada por el coronavirus.

Actualmente, el FabLab Colmayor se enfrenta a grandes retos, con el fin de diversificar la enseñanza y potencializar la invención, fabricación y desarrollo de la impresión en 3D.