Conocida como la flor de mayo o azucena, la Cattleya cuadricolor es una planta endémica del país que se encuentra en vía de extinción debido a diversos factores de modificación de hábitat.

Esta bella flor, que cumple con una función muy importante en el medio ambiente ya que crea sinergia con diferentes árboles, hongos y abejas que permiten un sano flujo del ecosistema, en 2017 fue declarada en peligro de extinción por la Lista Roja de plantas de Colombia.

Por lo anterior, la CVC en alianza con la Universidad Javeriana de Cali, adelantan un proyecto basado en estrategias para la preservación de la especie.

“Lo que queremos es conservar las plantas en su medio natural, pero también realizar acciones para la conservación ex situ, es decir, implementar bancos de semillas en el laboratorio y así guardarlas en condiciones óptimas para el futuro”, manifestó Nicola Flanagan, docente de la Universidad Javeriana.

Los lugares de estudio seleccionados fueron: Obando, Zarzal, Toro y Tuluá, ubicados al norte del departamento.