En desarrollo de dos operaciones de control fluvial sobre el río Amazonas fueron localizadas dos embarcaciones que llevaban en su interior un cargamento de combustible y licor de contrabando, avaluado en más de 18 millones de pesos. Una de las operaciones se llevó a cabo entre la Armada de Colombia y la Marina de Guerra del Perú.

En horas de la madrugada, en un puesto de control fluvial realizado por Unidades de Guardacostas del Amazonas, se inspeccionó la embarcación de nombre “Milagritos” tripulada por un ciudadano peruano, que transportaba 1 200 unidades de cerveza brasilera y 348 unidades de licor tipo cachaza, avaluados en más de cuatro millones de pesos, los cuales fueron decomisados y puestos a disposición de las autoridades competentes, debido a que no tenía la documentación y facturas reglamentarias.

Posteriormente, el personal militar de Colombia y Perú, ubicados en la zona fronteriza entre Santa Rosa de Yarí (Perú) y Leticia (Colombia), inspeccionaron otra embarcación donde un hombre de 20 años de edad y nacionalidad peruana, transportaba mil galones de combustible en 20 canecas plásticas, avaluados en más de 14 millones de pesos. El material era transportado sin los debidos soportes legales exigidos por las autoridades. El joven y la embarcación fueron puestos a disposición de las autoridades del país vecino.

El material incautado fue puesto a disposición de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Leticia, Amazonas, debido a que pretendía ser distribuido en los departamentos colombianos aledaños, representando un riesgo inminente para el crecimiento de las economías de la región.

La Armada de Colombia ratifica su compromiso con el desarrollo económico de la Amazonía colombiana y continuará intensificando los controles de registro fluvial para contrarrestar la economía ilegal. Así mismo, invita a la comunidad a denunciar los individuos y organizaciones criminales al servicio del contrabando que delinquen en el suroriente del país.