A pesar de los problemas de movilidad, se desarrolló el evento, que deja dividendos económicos muy importantes para la ciudad

Una vez más la versión 70.3 del IRONMAN, la competencia deportiva de mayor impacto para la ciudad se realizó en Cartagena, evento que se realiza desde hace 6 años. Más de 2.500 atletas de distintas partes del mundo se dieron cita en el muelle de La Bodeguita para la partida inicial de natación.

En la ciudad se mantuvo la seguridad y movilidad para los deportistas, así como para los residentes y visitantes. Se mantuvo un Puesto de Mando Unificado (PMU) permanente, que hizo seguimiento a los deportistas y sus recorridos.

Desde del IDER la oficina de deportes de la ciudad Heroica, se acompañó a los triatletas. La activación y el impacto económico que representa para los distintos sectores es muy importante.

La mayoría de los competidores llegaron a Cartagena acompañados de sus familiares y amigos que vienen a apoyarlos, y éstos a su vez disfrutaron del destino durante su estancia. El sector de hotelería, restaurantes, lugares de esparcimiento estuvieron casi llenos.

Para el año 2023 Cartagena confirma esta carrera atlética internacional.