A través de un acuerdo realizado entre la FIFA y el país organizador se determinó que habrán lugares específicos destinados para la venta de licor, fuera de los estadios.

El comunicado oficial compartido por la FIFA expone «Tras las conversaciones mantenidas entre las autoridades del país organizador y la FIFA se ha tomado la decisión de centrar la venta de bebidas alcohólicas en el FIFA Fan Festival, otros lugares de encuentro de los hinchas y los locales que dispongan de licencia para ello, y eliminar los puntos de venta de cerveza del perímetro de los estadios de la Copa Mundial”.

De igual forma este cambio fue tomado con asombro por parte de hinchas y patrocinadores, ya que se suma a la larga lista de requisitos de prohibiciones que impuso Qatar para la realización del mundial en su país. “Algunos aficionados quieren tener una cerveza en el partido, otros no. Pero el verdadero asunto que este cambio ilustra es mucho mayor: la ausencia total de comunicación y de transparencia del comité de organización hacia los aficionados”, denunció la FSA, asociación de aficionados ingleses, que se espera sean miles el lunes durante su primer partido contra Irán.

Otra pregunta muy recurrente fue hecha por parte de aficionados LGBTQ+ en un país en el que la homosexualidad está criminalizada. Sin embargo las autoridades han anunciado que “todo el mundo sería bienvenido sin discriminación”. Por otro lado la marca de cerveza Budweiser ha sido uno de los principales patrocinadores del evento desde hace tres décadas. En el comunicado los organizadores de la Copa del Mundo de fútbol agradecieron al grupo AB InBev, del que forma parte Budweiser, por su “comprensión” y anunciaron que la marca podrá vender cervezas sin alcohol alrededor y dentro de los estadios.

De esta forma se confirma que se abrirían alrededor de los estadios puestos de cerveza tres horas antes y hasta una media hora antes del inicio del partido. También abrirán de nuevo durante una hora después del pitido final.  Las cervezas sin alcohol estarán ahora disponibles en los estadios.