Colombia y la OPS,  son  dos instituciones que trabajan en un mismo objetivo, siendo en pro de los derechos y garantías plenas a la salud, con especial énfasis en las poblaciones en situación de vulnerabilidad. «El día que olvidemos ese objetivo, tendremos que revisar la ética y moral pública de nuestro ejercicio, pero también de los fines últimos del Estado, el cual debe tener como derrotero la dignidad humana». destacó la Ministra de Salud, Carolina Corcho.

De esta manera, indicó la funcionaria, que el gobierno del presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez, está volcado al cuidado de la vida y la dignidad humana. «Donde esté en riesgo, el Estado tiene que brindar todas sus capacidades para poner en el centro el tema de salud», dijo.

Asimismo, Corcho exaltó la labor de la OPS a largo de 120 años, reconociendo que es una organización que siempre ha tenido como foco el acceso a la atención de salud de calidad. También recordó que recientemente la OPS desarrolló un seminario del más alto nivel para nutrir el debate público en Colombia respecto a las redes integradas e integrales de servicios de salud basadas en la atención primaria, que serán el centro del sistema de salud que propone el actual Gobierno. «Ahora las dos entidades estamos trabajando en lo que será la reforma de la salud».

«Para ese objetivo, la OPS nos aporta la experiencia de los mejores sistemas de salud en el mundo, y de los expertos que por estos días han visitado Colombia para decirnos que nuestro objetivo es viable y posible», sostuvo.

Para la ministra están dadas la condiciones para garantizar el acceso equitativo al servicio de salud de toda la ciudadanía. «El país tiene una deuda con la equidad. Los indicadores de mortalidad son superiores en los territorios dispersos y rurales, y eso tiene que conmover a la población colombiana».

El Ministerio y la OPS trabajan también de manera integrada en el objetivo de la paz total. «Recientemente trabajamos las dos entidades en el relanzamiento de la Misión Médica para la protección del personal médico y los proveedores de salud en la Colombia profunda y en las zonas de conflicto», indicó la autoridad sanitaria.

Con esto destacó que se debe proteger la vida de quienes cuidan la salud de las personas, un aspecto que pasa por el marco del Derecho Internacional Humanitario. «Por eso hemos elevado una solicitud desde el Ministerio para que se respete a la Misión Médica, porque cuando un médico tiene que abandonar una zona por amenazas, quienes quedan en vulnerabilidad son las personas», sostuvo.

La ministra Corcho destacó que la labor que desarrolla la OPS es muy importante para fomentar la cooperación entre naciones y avanzar en derecho de todos a la salud. «Quiero extender mi profundo agradecimiento y ofrecer un aplauso por el gran trabajo», concluyó.