Durante el 2022 las capturas han aumentado en un 82%.

Aunque el hurto en las modalidades de cosquilleo, atraco y raponazo sigue siendo el gran reto de seguridad que tienen las autoridades en Transmilenio, también es cierto, que este aumento en las capturas demuestra un trabajo sincronizado. Del total de las capturas de este año han sido 808 casos el 90 % han correspondido al delito de hurto.

«En materia de cifras, hablamos que tenemos un aumento del 82% en capturas en flagrancia y en órdenes judiciales, las cuales han venido siendo materializadas, de acuerdo a los delitos de alto impacto que tenemos en las diferentes troncales y en las diferentes estaciones de Transmilenio. Hemos tenido 808 capturas en lo que va corrido del año», Indico, el capitán Sebastián Vargas, comandante de Estaciones de las Paradas de Transporte Masivo Transmilenio.

Estas capturas, se dan debido al trabajo articulado entre la Policía Metropolitana de Bogotá, los Gestores de Convivencia de la Secretaría de Gobierno y la comunidad.

Según la Policía de Transmilenio, el hurto en este sistema de transporte masivo se ha reducido. Mientras que el año pasado la tasa de hurto por cada 100 mil usuarios de Transmilenio se ubicaba en 7,2, este año la tasa disminuyó a 4,9.

Así mismo, las autoridades, han implementado una estrategia basada en la cantidad de uniformados que se tienen a lo largo de las 138 estaciones y 9 portales del sistema y que ha permitido la disminución de estos delitos de alto impacto.

En horas pico o de alta afluencia, desde las 5 de la tarde hasta las 8:30 de la noche, la Policía refuerza la seguridad en portales como Américas, Usme, Portal El Dorado y Portal Norte, con cinco grupos, cada uno conformado por un profesional y nueve auxiliares.

Para los usuarios, la presencia de la Policía en Transmilenio, les garantiza seguridad tanto dentro del bus articulado, como al movilizarse dentro de una estación.