La Ministra de Salud Carolina Corcho determinó cinco causas principales de desabastecimiento de medicamentos en el país.  

Señaló Carolina Corcho que este no es un fenómeno nuevo, y que se ha derivado desde la pandemia por covid-19. «Hay varias causas que explican el desabastecimiento, entonces vamos a presentarle al país una serie de soluciones. Hay unas que son de corto plazo, pero otras de mediano y largo plazo porque tenemos que proyectarnos frente a la situación», manifestó. Frente a esto dio a conocer cinco causas acompañadas cada una de estrategias para su realización:

Primera: 

1) En primer orden que hay un grupo de medicamentos que son escasos por un tema global, derivado de ausencia de materias primas, envases, empaques y productos terminados. «Para esta situación hay unos mecanismos a los que podemos apelar que son las compras agregadas, intercambio entre países y específicamente hay una alternativa que es el Fondo Estratégico de la OPS». También otra estrategia está a cargo del INVIMA, que es la importación de vitales no disponibles.

Segunda:

2)  Un segundo grupo de medicamentos escasos «Tiene que ver con la preferencia de prescriptores y pacientes por determinadas marcas comerciales, por ejemplo, los medicamentos anticonceptivos». Para este caso es importante contar con alternativas que son remplazables por marcas genéricas. «Entonces vamos a hacer un llamado a los médicos y médicas, para que, en este momento dada la escasez de esas dos marcas, se oriente a las pacientes para que los sustituyan por marcas que sí están en el mercado y que tienen los mismos efectos «indicó la ministra. El Gobierno Nacional ha mantenido contactos con la industria farmacéutica nacional, la cual ha manifestado apoyo y concurso para apoyar el abastecimiento de estos.

Tercera:

3) Este tercer grupo «Tiene que ver con el control de medicamentos, en donde hay actores y proveedores a los que les es más rentable mantener los medicamentos en el canal comercial y no en el institucional», Frente a este la ministra hizo un llamado para que los reportes correspondan efectivamente por parte de los proveedores y productores, para poder hacer el control efectivo.

Cuarta:

4) Este grupo de medicamentos que tienen presiones regulatorias, por ejemplo, el sulfato de magnesio, electrolitos y anestésicos locales que tienen la característica de ser muy baratos en el mercado. Para este va a haber un apoyo en la industria nacional a través del INVIMA para que dichos medicamentos sean producidos más fácilmente, pero con unas exigencias que garanticen la calidad. «Se podrían incluso ajustar precios para que sean producibles» manifestó Corcho.

Quinta:

5) El quinto caso es el de las distorsiones de la demanda. Algunos medicamentos han entrado hacer parte del Plan de Beneficios en Salud -PBS para ser cubiertos en el sistema de salud vía UPC. «Dado el proceso de traslado de pacientes por la liquidación de EPS, se ha dificultado que las EPS receptoras puedan seguir haciendo la cadena de suministros», explicó Carolina Corcho.