La situación que viven los indígenas emberas alojados en Bogotá, quienes llevan meses ubicados en diferentes puntos de la capital de la República, a la espera de respuestas por parte del Estado, ha generado una fuerte polémica en las últimas horas.

Se registró la muerte de una mujer integrante de esta comunidad, la cual estaba en en el parque La Florida, lo que generó estupor entre los habitantes de esta zona de la ciudad.

Según las versiones oficiales, la mujer de 70 años, quien respondía al nombre de Francisca Borocuara, llevaba sufriendo un deterioro notable de los pulmones, lo que le ocasionó la muerte.

Las declaraciones de la Secretaría Distrital y del secretario de Salud, Alejandro Gómez, mencionan que a pesar de las insistencias que se le hicieron a la adulta mayor para trasladarla hasta un centro de salud, ella manifestó en varias ocasiones que no quería ser llevada al hospital.

«Se le insistió a ella y a su familia, tanto ayer en dos ocasiones, como hoy, en otras dos ocasiones, en la necesidad de un traslado inminente porque su cuadro de carácter respiratorio era muy avanzado y nuestra recomendación era que se trasladara a un hospital o clínica, como ya queda dicho», indicó Gómez.

«Desgraciadamente, esto no fue posible, se rechazó el traslado en todo momento y doña Francisca murió hacia el mediodía», indicó el secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez.

Asimismo, las autoridades le reiteraron a la comunidad embera la necesidad de que sean asistidos medicamente dentro de sus establecimientos en la capital