Los bienes de 13 organizaciones delincuenciales dedicadas al narcomenudeo en Bogotá fueron afectados con medidas cautelares, gracias una acción articulada de la Fiscalía General de la Nación y la Sijin de la Policía Metropolitana.

El trabajo permitió ocupar 18 inmuebles con fines de extinción del derecho de dominio, los cuales habrían sido adquiridos con dineros del tráfico de estupefacientes.

Los bienes se ubican en las localidades de Santa Fe, San Cristóbal, Mártires, Kennedy, Bosa, Rafael Uribe y Engativá, en el centro, sur y occidente de la capital del país. Según los cálculos preliminares, los bienes podrían superar en valor los $11.630 millones.

La Fiscalía destaca que estos activos pertenecerían a 13 estructuras delincuenciales dedicadas a la comercialización de marihuana, cocaína y bazuco, entre otras sustancias ilegales en vías públicas, parques y entornos escolares.

Se trata de las organizaciones conocidas como La Bomba, El Negro, La Mona, Alejo, José Luis, David, Gancho de Tigre, Los Cruces, El Mono, Los Pogos, Los Santandereanos, El Gordo y Los Sanbernardinos.

Al respecto, Liliana Patricia Donado Sierra, directora Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, se refirió sobre las medidas cautelares a bienes de organizaciones delincuenciales en Bogotá.

 

Las propiedades afectadas, al parecer, estuvieron al servicio de estas redes de narcomenudeo y fueron usadas para el almacenamiento, expendio y consumo de estupefacientes.

La Fiscalía ha logrado la captura 47 personas, entre cabecillas e integrantes, y han sido judicializadas por delitos como concierto para delinquir con fines de narcotráfico; tráfico, fabricación y porte de estupefacientes; y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego.