Llegó la semana mayor del año y por eso razón, el Ministerio de Salud hizo algunas recomendaciones a la población sobre las características que se deben tener en cuenta al momento de la compra pescado.

«Las medidas básicas de salud pública para determinar la calidad y frescura del pescado y los maricos parten por adquirirlos en lugares reconocidos que mantengan las medidas sanitarias establecidas para su conservación», comunicó Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio.

Recordó que una práctica de prevención y autocuidado es lavarse bien las manos con abundante agua limpia y jabón después de ir al baño, limpiar la casa, no tocar animales antes de manipular alimentos y antes de comer.

«De esta manera se evitarán que se generen enfermedades transmitidas por alimentos y enfermedades diarreicas agudas», agregó Bermont.

Asimismo, recomendó otras tácticas para evitar enfermedades:

  • Adquiera alimentos frescos y sanos de acuerdo con su apariencia, olor, textura y color habitual.
  • Evite comprar los alimentos en la calle, principalmente el pescado y los mariscos, ya que no garantizan las condiciones mínimas de conservación (higiene, protección, refrigeración o congelación).
  • El pescado y los mariscos deben refrigerarse inmediatamente después de su captura y mantener la cadena de frío durante el transporte, la exhibición y la venta. Por esta razón deben ser los últimos productos de la compra y consumirlos en el menor tiempo posible o si no se van a consumir pronto, refrigerarlos o congelarlos en casa lo antes posible.
  • Evite comprar alimentos que presenten escarcha o cristales de hielo en su superficie, ya que pueden haber estado almacenados por mucho tiempo o perdieron cadena de frío.
  • El pescado seco debe tener un color amarillo uniforme, sin manchas rojizas o verdosas ni olor a amoníaco y envasado para evitar su contaminación.
  • La carne interior y la superficie de los mariscos deben estar húmedas, suaves y ligeramente firmes sin manchas negras, ni sensación pegajosa al tacto y su olor debe ser característico. El camarón debe mantener la cabeza y patas firmes al cuerpo, sin presentar anillos negros o grisáceos en la superficie del cuerpo.
  • Productos de la pesca que tienen caparazón deben ser duros y flexibles al tacto. Las tenazas del cangrejo, jaiba y langosta deben regresar a su posición original al estirarlas. Las almejas deben tener la concha completa y bien cerrada.
  • Recuerde revisar la fecha de vencimiento de los alimentos envasados, el registro sanitario y la integridad de los envases.
  • Los productos enlatados no deben presentar hendiduras, abombamientos, ni óxido. Al abrir la lata no deben desprenderse gases ni olores extraños, ni observarse manchas en el producto ni en la parte interior del envase.

De la misma manera, frente a las recomendaciones en las bebidas alcohólicas, se recuerda comprar las bebidas en lugares autorizados, comprobar la integridad de estampillas, tapas y etiquetas. Además, de evitar el consumo en exceso.