Falta de oportunidad en la asignación de citas con especialistas, demora en entrega de medicamentos, entre otros.

Con 49.862 quejas y peticiones, el departamento del Atlántico se ha posicionado como el sexto territorio más afectado según la Superintendencia de Salud, el último informe revelo que cada día de este año se interpusieron 166 quejas formales para que las EPS den solución a las necesidades de salud.

Ante esto, la Superintendencia de salud, lanzo una alerta por el mal manejo y atención que han venido manejando las EPS en esta región.

la Nueva EPS, Mutual Ser y Famisanar, son las entidades con mayor número de  de quejas interpuestas, mientras que  en el régimen subsidiado la lista la encabezan la Nueva EPS, Cajacopi y Coosalud.

Una usuario de Coolsalud, desde hace un año vive un calvario, debido a que su hijo ha requerido una cita con especialista y esta no se ha podido dar, según la administración no hay agenda, ante esto, la madre del menor ha tenido que volver a empezar de cero con el proceso porque ya se vencieron los papeles.

Según, la superintendencia explicó que el 35% de las quejas 17.651 son clasificadas como «riesgo de vida», debido a la criticidad del paciente y a la urgencia de que sean tramitadas con inmediatez por parte de las entidades administradoras.

La falta de oportunidad en la asignación de citas con especialistas, el retraso en la entrega de medicamentos, la demora en la programación de exámenes de laboratorio diagnósticos y la tardanza en la programación de cirugías, son los mayores motivos de quejas.