En Bogotá: el 100% de la comunidad Embera fue trasladada del parque Nacional a las afueras de la ciudad

En Bogotá: el 100% de la comunidad Embera fue trasladada del parque Nacional a las afueras de la ciudad

En las últimas horas, más de 800 indígenas de la comunidad Embera fueron trasladados del Parque Nacional a las afueras de la ciudad, precisamente al Parque la Florida, el cual, según el Distrito cuenta con mejores condiciones de salubridad y seguridad.

Desde septiembre de 2021, los indígenas fueron desplazados por la violencia de territorios como Chocó y Risaralda, quienes llegaron a Bogotá y ocuparon el Parque Nacional.

Asimismo, de inmediato inició la recuperación del parque por parte de la Uaesp – Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, una vez que realizaron el desmonte de las improvisadas carpas que protegieron a los indígenas por más de ocho meses.

«Cueste lo que cueste vamos a hacer una pronta recuperación del Parque Nacional. Primero es la limpieza y recolección de escombros, luego lavado y desinfección, y posteriormente la Secretaría de Salud hará operación de vectores y salud pública», manifestó Felipe Jiménez, secretario de Gobierno.

«Y para finalizar todo el equipo institucional del Distrito, liderado por la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico y el Idiger, se hará la recuperación del material vegetal y zonas verdes», manifestó el funcionario.

Durante el asentamiento de la comunidad Embera murieron tres menores de edad, según los familiares de las víctimas hubo mal proceso a la hora de atender estos casos.

Con este traslado, el Distrito completa la reubicación de la totalidad de los integrantes de la comunidad indígena, además continua el proceso de traslado a sus departamentos de origen.

En lo que se refiere al retorno seguro de los Embera a sus territorios en Chocó y Risaralda, el gobierno Distrital ha realizado tres procesos, en los que han sido trasladadas 1.543 personas los días 1 y 20 de diciembre de 2021. El más reciente, el primero de marzo.

Según los datos de la Secretaría de Gobierno, ha dispuesto más de 9.100 millones de pesos para la atención de esta comunidad en temas de salud, alimentación, educación y actividades para las mujeres y personas de la tercera edad.

 

Alarmante panorama: siguen muriendo menores indígenas en Bogotá, hacen llamado urgente al Gobierno

Alarmante panorama: siguen muriendo menores indígenas en Bogotá, hacen llamado urgente al Gobierno

Los embera son una comunidad indígena oriunda de los departamentos de Antioquia, Risaralda y Chocó. Un grupo de estas personas se asentó hace más de siete meses en el Parque Nacional de Bogotá y producto de sus precarias condiciones de salubridad han empezado a morir los niños que allí habitan.

«Mi hijo murió porque acá los niños no comen, no tenemos como alimentarlos, a veces tenemos que comer animales de monte que están en los cerros, estoy muy triste por esta situación y queremos que nos ayuden pronto», manifestó Patricia Arce Murillo, una de las personas

Hace unos días un menor recién nacido falleció por desnutrición y hace dos meses murió otro niño por infecciones en los pulmones. Las condiciones en las que estos indígenas embera permanecen, han incidido en la salud sobre todo de los más pequeños.

«Mi nieto falleció por negligencia de las personas de un hospital de sur, no tenemos ayudas de nadie, los niños pueden morir por infecciones, los fríos de la noche son terrible, no pudimos enterrar a nuestro nieto, porque ninguna persona nos ayudó», indicó por su parte Cristóbal Kerakamaciantua.

Esta comunidad es desplazada por la violencia y tuvo que salir de sus territorios por enfrentamientos entre el Ejército Nacional y el grupo guerrillero Eln. Según el Distrito, lo único que pueden hacer es brindar acompañamiento en alimentación y seguridad en lo posible.

Adicionalmente, esta etnia está conformada por 42.000 individuos aproximadamente, distribuidos en 7.500 familias en Colombia.

Este grupo de indígenas que deambulan en las calles de la capital de la República solicitan acompañamiento de las autoridades, ya que, se puede observar altos índices de contaminación y continúan llegando más familias, en especial, mujeres en estado de embarazo.

Indígenas embera alojados en el Parque Nacional están a puertas de un desalojo

Indígenas embera alojados en el Parque Nacional están a puertas de un desalojo

El ultimátum lo ha hecho el Distrito, luego de intentar en varias ocasiones de realizar la caracterización de esta comunidad, quienes se niegan al procedimiento, destacando que no se resisten a la diligencia, más son enfáticos en decir que no están de acuerdo con el proceder, pues según su cosmovisión, tal acto como lo han presentado, atenta contra su ideología y desconocen sus autoridades, con quienes no se han puesto en comunicación para el debate de la realización de este requerimiento.

De esta manera, el Distrito hoy (3 de febrero), realizará junto con 300 funcionarios de diferentes entidades, un último esfuerzo queriendo obtener los datos de esta población radicada en el Parque Nacional desde septiembre del 2021.  Dicho censo, es importante para el Distrito quienes pretenden con la información que puedan recolectar, poder desarrollar un plan de choque y estrategias para atender asertivamente a la comunidad indígena, por tal motivo hasta ahora, se han visto impedidos en desarrollar planes de atención oportuna, ya que se desconoce la información básica de esta comunidad indígena que esta en este lugar.

Cabe resaltar, que llegado al cabo que se niegue el procedimiento por parte de las autoridades indígenas, la Secretaría de Gobierno acudirá a poner en conocimiento la negación ante un juez de la República, para así tener la autorización judicial, dando de esta manera paso a desalojar este bien público, en donde según un integrante de la guardia indígena asegura son “1650 personas aproximadamente” las que están alojadas en los cambuches improvisados en el Parque Nacional.