Al tomar un vuelo siempre se ha insistido en poner sus celulares en “modo avión”, pero este cambio impulsado por la tecnología 5G y la Unión Europea, cambiará todo el panorama.

Las aerolíneas podrán instalar sus propias estaciones con picoceldas de conectividad. Dichas celdas enlazarán con satélites que luego se comunicarán con estaciones base en la tierra. Esta tendrá compatibilidad con “generaciones de tecnología móvil anteriores”, tal y como señaló la UE en un comunicado.

Thierry Breton, comisionado de la UE, afirmó «el cielo ya no es un límite”. “El 5G permitirá servicios innovadores para las personas y oportunidades de crecimiento para las empresas europeas” Todavía se desconocen los plazos exactos por los cuales los usuarios de vuelos en territorio europeo podrán hacer uso de la conectividad móvil dentro de los propios vuelos.

Estados Unidos también actualizará sus equipos por unos de comunicación que no sean sensibles al 5G. Lo realizarán antes de que comience el despliegue de esta tecnología, incluso cerca de los aeropuertos.