Las autoridades del país dan cuenta de al menos 700 heridos, pero temen que el saldo de víctimas pueda ser mucho mayor. 

Según información suministrada por la AFP Al menos 162 personas murieron y cientos más resultaron heridas en un sismo de magnitud 5.6 ocurrido este lunes en Java, la principal isla de Indonesia. El epicentro del sismo fue ubicado cerca de Cianjur, a unos 110 km al sudeste de Yakarta, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

“Lamento informar de que 162 murieron”, dijo el gobernador de Java Occidental, Ridwan Kamil, en un video al que tuvo acceso la AFP. Sin embargo, la agencia indonesia de gestión de catástrofes todavía daba cuenta de 62 muertos (tras haber revisado al alza el saldo anterior, de 56 fallecidos). Según dicha instancia, más de dos mil viviendas resultaron dañadas y más de cinco mil habitantes fueron evacuados.

El gobernador Ridwan Kamil había afirmado que se había restablecido parcialmente la electricidad por la noche, pero sin especificar si esto era así gracias a generaciones o porque la red eléctrica estaba funcionando. Por ahora, las autoridades dieron cuenta de al menos 700 heridos pero advirtieron que el saldo podría ser mucho mayor. Agus Azhari, de 19 años, estaba con su madre en la casa familiar cuando el cuarto de estar quedó destrozado en cuestión de segundos. Las paredes se derrumbaron en parte y techo su hundió en torno a ellos.

Herman Suherman, jefe de la administración de la ciudad de Cianjur, declaró a la cadena Metro TV que había un flujo constante de víctimas. “Hay muchas familias en los pueblos que no pudieron ser evacuadas”, indicó. De acuerdo con Suherman, el hospital Sayang de Cianjur no tenía acceso a la electricidad desde el sismo y los médicos no podían operar a las víctimas. “Se necesita más personal sanitario para atender al gran número de afectados”, agregó.

Comercios, un hospital y un internado islámico de Cianjur sufrieron importantes daños, según la prensa local. En los medios se podían ver varios edificios de la localidad con el techo derrumbado. Indonesia registra a menudo sismos por encontrarse en el “cinturón de fuego” del Pacífico, punto de encuentro de las placas tectónicas. En 2018, en la isla de Lombok y la isla vecina de Sumbawa un violento sismo causó más de 550 muertos. Ese mismo año, otro terremoto, de magnitud 7.5, provocó un tsunami que azotó Palu, en la isla de Sulawesi, y causó la muerte o la desaparición de cuatro mil 300 personas.