A pesar de las dificultades económicas de varios niños y niñas del país, Valentina Freile Parra, vecina del aeropuerto El Dorado, fue elegida por Colombia para participar e interactuar con astronautas de la NASA, quien estudiará en unos de los centros de aprendizaje más grandes del mundo: el Space Center en Houston.

Este programa ‘ella es Astronauta’, de la fundación ‘She is’, en alianza con El Dorado, pretende beneficiar a más de 30 niñas de Colombia en estado de vulnerabilidad social.

Quienes se destacaron por su desempeño académico y tendrán la fortuna de participar en una inmersión académica en espacios de capacitación como: dinámicas de liderazgo y webinars con astronautas, charlas con mujeres líderes del área, encuentro con el CEO del Space Center y los mejores ‘speakers’.

«Es un orgullo patrocinar a Angélica Valentina Freile Parra, nuestra vecina de Engativá, para impulsar sus conocimientos en habilidades STEM, y ayudarle a cumplir su sueño de conocer y capacitarse en la NASA», dijo Natalí Leal, Gerente de Asuntos Legales del aeropuerto El Dorado.

«Estamos convencidos de que la equidad de género en carreras como ingenierías, ciencia, tecnología y matemáticas, contribuirá positivamente al desarrollo futuro de las nuevas generaciones», expresó Leal.

‘Ella es astronauta’ es un convenio histórico firmado con la NASA, este año será la segunda misión de niñas colombianas para que vivan una experiencia durante 6 meses con más de dos clases semanales, en actividades diarias como: innovación, emprendimiento, robótica, liderazgo y creación y habilidades de proyectos convirtiéndose en agentes de cambio para la sociedad.

«De esta manera, El Dorado reafirma su compromiso de generar conexiones relevantes que beneficien a las comunidades vecinas a la terminal aérea con el fin de aportar a la formación de las futuras generaciones», recalcó Leal.

El objetivo de esta visita a la NASA es compartir experiencias con varios niños y niñas de diferentes partes del mundo.

Esta es la segunda expedición de la fundación ‘She is’, cuyo deseo es llevar a niñas de bajos recursos y quienes han atravesado por situaciones sociales adversas, Valentina es una de ellas quien podrá cumplir su sueño de gritar a cuatro vientos “misión cumplida”.