El Gobierno de Venezuela anunció que a partir de este sábado el salario mínimo será de siete millones de bolívares y el bono de alimentación de tres millones de bolívares, para un ingreso mínimo legal de 10 millones, equivalentes a 3,5 dólares, informó el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate.

«A partir del 1 de mayo entra en vigencia un incremento del salario mínimo a siete millones de bolívares y el cesta ticket socialista (bono de alimentación que reciben los trabajadores formales) a tres millones de bolívares», dijo Piñate durante una concentración por el Día Internacional del Trabajador en Caracas.

(Sputnik)