El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, describe las conclusiones de un histórico informe de la ONU sobre el cambio climático.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático – IPCC, por sus siglas en inglés, evaluó cómo el calentamiento global cambiaría el mundo en los próximos años tras revisar más de 14.000 artículos científicos.

Según los científicos de la publicación las emisiones continuas de los gases efecto invernadero podrán pasar el límite clave de la temperatura global en un aproximado de una década.

De otro lado, se cree que habrá un alza del nivel del mar cerca de los 2 metros a finales de este siglo. Sin embargo, los científicos creen que los recortes profundos en las emisiones pueden estabilizar el aumento de las temperaturas.

Datos básicos del informe del IPCC

  • La temperatura media mundial fue 1,09 °C más alta entre 2011-2020 que entre 1850-1900.
  • Los últimos cinco años fueron los más calurosos registrados desde 1850
  • La tasa reciente de aumento del nivel del mar casi se ha triplicado en comparación con 1901-1971
  • La influencia humana es muy probable que sea el 90% del principal impulsor del retroceso global de los glaciares desde la década de 1990 y la disminución del hielo marino del Ártico.
  • Es prácticamente seguro que las temperaturas extremas, incluidas las olas de calor, se han vuelto más frecuentes e intensas desde la década de 1950, mientras que los eventos fríos se han vuelto menos frecuentes y menos severos.

Cambios irreversibles

  • El informe deja en claro que el calentamiento experimentado hasta la fecha ha generado cambios en muchos de nuestros sistemas de soporte planetario que serían irreversibles en escalas de tiempo.
  • Los océanos seguirán calentándose volviéndose más ácidos, al igual, que los polos seguirán derritiéndose.
  • No se puede descartar un aumento de alrededor de 2 metros del mar para finales de este siglo, ni tampoco un aumento de 5 metros para 2150.

Soluciones a mediano y largo plazo 

Si bien el informe incide sobre las desventajas del calentamiento global, los científicos tienen más esperanzas de que si podemos reducir las emisiones a la mitad para 2030 y lograr alcanzar el cero de las emisiones netas a mediados del siglo

Lo que implica el cero neto es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tanto como sea posible en la utilización de tecnología limpia y luego poder enterrar las emisiones flotantes o restantes mediante la captura, almacenamiento de carbono o absorberlas a través de la plantación de árboles.