El doctor Luis Devoz, miembro de la American Society of Plastic Surgeons y de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, cuenta lo que se debe verificar antes de llevarse a cabo estos procedimientos.

Lo primero que debe saber es que existen dos tipos de cirugías plásticas: una que es reconstructiva y la otra de factor estético, las dos corrigen y mejoran el aspecto físico y también eleva en muchos casos la autoestima.

En la cirugía plástica, existen varios procedimientos para la cara, el cuerpo o reconstructivos, como rinoplastia, mamoplastia de aumento o reducción, mentoplastia, otoplastia, gluteoplastia, cirugía maxilofacial, entre otras.

Para esto el cirujano Devoz nos dice:

1. Es fundamental comprobar que el profesional esté certificado como cirujano plástico, estético y reconstructivo y cuente con suficiente experiencia. Además, debe ser miembro de asociaciones o sociedades médicas nacionales e internacionales, que garanticen su idoneidad. Para extranjeros, también es importante que domine el idioma del paciente para que exista una comunicación fluida y asertiva.

2. Es valioso contar con una póliza de complicaciones que cubra cualquier tipo de percance que se pueda presentar en la cirugía. No todos los procedimientos estéticos se pueden realizar en todas las personas por los factores de riesgo como enfermedades de alta complejidad.

3. Informarse sobre las instalaciones, asegúrese de que la IPS cuente con atención de urgencias, hospitalización o cuidados intensivos propios o mediante contratación o convenio con otra entidad, la seguridad del paciente es la prioridad. Que la clínica donde se efectúe el procedimiento esté acreditada y habilitada por las autoridades competentes, cumpla con estándares de calidad y cuente con personal experimentado y medios para resolver cualquier situación médica.

4. Es relevante escoger el procedimiento adecuado, tener expectativas realistas respecto a los resultados que se desean y se pueden alcanzar. La comunicación
con el cirujano es crucial y también que el paciente sea un candidato apto para el procedimiento y la anestesia, lo que se corrobora con la valoración médica presencial y exámenes clínicos previos.

Así se puede ver cómo está su estado de salud, también para las instrucciones pre quirúrgicas y pos quirúrgicas que en la
mayoría de casos se debe restringir medicamentos y las comidas que debe consumir en casa. Además, de evitar las bebidas alcohólicas, el sol, el cigarrillo y las sustancias psicoactivas.

5. Lo que se puede presentar después de cada cirugía, los habituales (hematomas, inflamación, infección, problema anestésico, de cicatrización), los cuales se puede prevenir y manejar cumpliendo con las recomendaciones del cirujano plástico y un buen cuidado y reposo en casa. Sin embargo, recuerde que nadie puede ofrecerle que no existen riesgos.

No olvide desconfiar de tarifas o planes tan económicos y verifique la calidad de los materiales que se van a utilizar y que estén aprobados oficialmente por el INVIMA.

Según encuestas de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (Isaps), más de 21 millones de procedimientos quirúrgicos se hacen al año, y se han presentado estadísticas del 2018 que muestran favoritismo por Colombia, dejándolo en el cuarto lugar en el mundo de preferencia en cirugías plásticas.